BohemiOh! (Parte II)

Después de contar un poco cómo se originó el proyecto BohemiOh! aprovecho en esta segunda parte para profundizar en el diseño del material: las cartas, los carteles, las tarjetas… y toda esa parafernalia que puede incluirse en un negocio de restauración. ¡Cualquier detalle cuenta!

 cartaB_BohemiOh!

Podríamos empezar diciendo que este negocio tiene dos actividades bien diferenciadas, dependiendo de la franja horaria en la que nos encontremos. Por un lado, están las tardes, donde priman los cafés, los batidos, tés, los dulces caseros e incluso los bocatas. En definitiva, las meriendas que empiezan a primera hora de la tarde y pueden alargarse hasta la noche… Pero por otro lado, está la actividad nocturna, donde los protagonistas son las bebidas espirituosas y los cócteles especiales de la casa. Todo ello deriva en el diseño de 2 cartas independientes

En primer lugar (en la imagen superior) se encuentra la carta de bebidas. Siguiendo la filosofía del “menos es más” de la que se hace gala en BohemiOh! (y que personalmente comparto) el resultado es una carta sencilla, con el contenido muy ordenado y bien clasificado. Para que en un simple golpe de vista, el cliente pueda hacer su elección sin problemas. 

De esta carta se pueden destacar varios detalles:

  • Clasificación de los cócteles según el recipiente en el que son servidos. seleccioncocteles_BOh!
  • Nota de humor, para explicar que los preparados se sirven en el vaso tipo 3. vaso-ancho_BohemiOh!
  • Logo trazado de Cerveza Victoria.

 

Tal y como se ha comentado anteriormente, en BohemiOh! los cócteles son un producto muy importante debido a su demanda. Por aquello del presupuesto reducido y con la idea de reutilizar los recursos de los que disponemos, la tarjeta de visita en ocasiones hace las veces de flyer, y para ella se eligió una imagen con un toque retro para hacer la composición y dejar claro que estos chicos han llegado para quedarse:

tarjeta-frontal-BohemiOh! tarjeta-dorso-BohemiOh!