Anuncio Ikea

¿Qué ocurriría si Ikea decidiera lanzarse a vender coches? ¿Te imaginas que tuvieses que montarlos tú mismo?… Sería cuanto menos entretenido… 

Pero este trabajo no se refiere a un proyecto real sino a uno figurado. Un mero ejercicio de diseño y publicidad. El briefing era muy simple: “Tienes que hacer un anuncio de Ikea para las marquesinas de las paradas de autobús, en el que se indique la novedad de que el gigante sueco se lanza a vender un modelo económico de coche”

Bueno… pues por lo pronto, pensé en el soporte: una marquesina de autobús tiene dos tipos de “espectador”. Por un lado, los usuarios que están esperando en la parada; por otro, los conductores y viajeros que pasan por la calzada. De esta forma decidí que tenía que ser un cartel sencillo, sin muchos elementos y que se pudiera entender a un golpe de vista. Tal vez un gran elemento central como protagonista y un fondo simple.

Ikea_Susana

Acto seguido, pensé en un elemento que todo el mundo pueda asociar a Ikea: ¡bingo! El felpudo con la frase “BIENVENIDO A LA REPÚBLICA INDEPENDIENTE DE MI CASA”… Y aplicado al mundo del automóvil, muy sencillo: cambiar felpudo por alfombrilla del coche y voilà!! La imagen habla por si sola, ¿no?

No creo que sea necesario extenderse mucho más en explicar este proyecto, pero sí que habría que dejar claro que este proceso resumido aquí en unas cuantas líneas, en realidad lleva su tiempo, no se me vayan a enfadar los publicistas. Que parece que un anuncio surge tan fácil como sale un conejo de la chistera de un mago… Y no es así, requiere un trabajo intelectual importante. La mayoría de las veces, la dificultad reside en encontrar la idea, y no tanto en la resolución de la misma.

A continuación, algunas imágenes de inspiración:

ikea-pink1      ikea-orange      ikea-green